Entrevista a Antonio Correas (@nicocomic)

Antonio Correas es un joven zaragozano residente en Washington DC. Es autor de los Webcómics Nico & Co y VISADO: El cómic y también realiza tiras cómicas para Viñetario. Cuando éramos pequeños fuimos juntos a clase en el Instituto Francés de Zaragoza y por azares de la vida volvimos a coincidir recientemente, lo cual he de decir, fue un verdadero placer.

Aquí os dejo con la entrevista que le hice hace unas semanas:

Mi Cómic Favorito: Muchas gracias, Antonio por tu tiempo. He de decir que he estado leyendo estos días las tiras cómicas de Nico & Co y me han encantado. Me recuerdan a Calvin y Hobbes pero a la española. ¿Te has inspirado en ellos?

Antonio Correas: ¡Muchas gracias! Reconozco que tiene una influencia muy directa de Calvin y Hobbes (alguien tiene que seguir el legado de Watterson después que se retirara, ¿no?), porque, que yo recuerde, es el primer cómic que leí de manera asidua. Seguramente eso me condicionó para la idea de partida. Y la mente de un niño, los dos lo hemos usado como el recurso principal del que salen las historias. Creo que me alejo de Watterson en el trasfondo cultural, mientras él a menudo eleva las tiras a reflexiones filosóficas, mi humor es más inmediato, más ácido y procaz. Más español, vaya.

Otros que me han influido han sido algunos del Pequeño País (Goomer, Leo Verdura, Zits), autores del Jueves (especialmente Monteys y Fontdevila), tiras cómicas americanas (Dilbert, Pearls before Swine, Xkcd) y nuevos autores franceses (Margaux Motin, Penelope Bagieu, Boulet).

MCF: ¿Cómo nació esta tira cómica?

AC: Con alguien a quien le gusta dibujar, y de repente se encuentra en sus manos una tableta gráfica para hacerlo en ordenador, y mucho tiempo libre. Era allá por 2009, cuando el webcómic español estaba en plena efervescencia, y me animé a hacer una tira yo. Pregunté a familia y amigos por ideas, y al final esta es la que cuajó más. Ahora he bajado muchísimo el ritmo, publico poco más de una al mes para una revista, pero tengo intención de volver otra vez.

MCF: Nico es un niño que estudia en un colegio de curas y hace gamberradas como por ejemplo realizar un collage del Belén con robots o reyes Borbones. También va a las fiestas de su pueblo y roba petardos. ¿Cuánto tiene Nico de ti?

AC: Realmente poco, yo nunca he sido gamberro ni he visto monstruos imaginarios, siempre he sido un niño sano y muy aplicado. Pero esa manera de ser (robada un poco del Calvin de Watterson) da pie a mucha más creatividad que lo que vino a ser mi vida infantil, más bien sosa y predecible. Sin embargo, sí que fui a colegio de curas y tengo un pueblo al que todavía voy para fiestas. Eso hacer que el contexto sea sacado de mi experiencia personal.

MCF: Actualmente estás viviendo en Washington DC, donde te fuiste por el trabajo de tu pareja. A raíz de tu vida allí comenzaste con “Visado, el cómic”, donde nos cuentas un poco de todo, desde política hasta cosas cotidianas como qué pasa cuando pides un café en Starbucks o cómo se comportan los camareros para que el cliente les dé una propina sustanciosa. ¿Cómo es tu experiencia en Estados Unidos? ¿Cuánto tiempo llevas allí?

AC: Pues llevo ya cerca de 5 años, cómo pasa el tiempo. Visado es otro proyecto que empecé, siguiendo un poco la línea de Guy Delisle (otro autor mío de referencia) vista la cantidad de cosas que me chocaron al aterrizar en los USA (por primera vez en mi vida, y ya haciéndome a la idea que era para vivir allí… tela). Había tantas cosas que, como español, me esperaba totalmente que fueran así (como en las películas), y otras que en absoluto lo esperaba, que pensé que si contaba mis vivencias personales habría otros que sentirían algo parecido.

MCF: ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado estando allí?

AC: Tampoco me pasan grandes cosas, no te creas, la vida en USA es bastante predecible. Sí que, en lo que tiene que ver con el trabajo, estoy fascinado. Hace tres años conocí a un americano en una conferencia, y por casualidad, acabamos los dos muy borrachos. Al día siguiente me escribió recordándome que habíamos quedado en montar una empresa, y así lo hicimos. Nos está yendo bastante bien desde entonces. Y es que otra cosa no, pero los americanos el trabajo lo disfrutan y también se lo toman muy en serio, a partes iguales.

MCF: Aquello debe de ser el paraíso de los cómics. ¿Llega alguno europeo?

AC: Todo depende de gustos. Aquí son muy de DC y Marvel, muy de aventuras de acción de Frank Miller, Neil Gaiman, Alan Moore… muy de la cultura de la Comic Con. El cómic está infantilizado, los únicos que los leen siguen siendo los niños y los frikis, con muy pocos que lo consideran una forma de expresión que pueda tener profundidad intelectual. Sin embargo el cómic se respeta mucho más. Sí, en USA llegan los cómics europeos comerciales, pero para nada los interesantes o vanguardistas.

MCF: ¿Cómo se ve la cultura española desde Estados Unidos?

AC: Bueno, el español como idioma es muy importante, una gran mayoría lo habla al menos de forma básica, pero es por la cercanía de Latinoamérica. Lo que es España, poco. Buen tiempo, paella y sangría. Que si vamos a prohibir los toros. Algunos creen que estamos al lado de Grecia. Y los que realmente han estado, es porque pasaron un día o dos en Barcelona.

MCF: Al igual que muchos autores, publicas tus cómics en internet. ¿Preferías eso que tener que lidiar con editoriales?

AC: Bueno, publicar en internet es un primer paso natural para alguien que lo hace como hobby, por lo sencillo y barato que es con las herramientas que existen, y porque llegas fácilmente a un público grande. Sin embargo es muy difícil ganar dinero de esa forma, así que los autores que continúan de forma profesional (y los hay), han pasado a publicar en papel. Sin embargo, estos lo que suelen hacer es autoeditarse. Cada vez hay más que deciden seguir esta opción, aunque las editoriales siguen siendo muy fuertes, y cuando realmente quieres convertirte en un autor de referencia, tienes que pasar por ellas.

MCF: Eres guionista y dibujante. Si tuvieras que elegir una de las dos cosas, ¿con cuál te quedarías?

AC: Decididamente, guionista. Los dibujos son una manera de dar forma a las cosas que quiero contar, pero realmente lo que a mí me encanta es contar historias. De hecho, aunque no se me dé mal, no soy lo bastante bueno técnicamente, ni tengo suficiente tiempo, como para hacer dibujos perfectos. Simplemente, porque no me merece la pena. Si algún día un autor me propusiera ser el dibujante de mis historias, es algo que me encantaría. De hecho lo hice con Fran Collado para el fanzine Thermozero, y fue una experiencia buenísima.

MCF: Haces esto por hobby, imagino. ¿Te has planteado trabajar en el cómic más en serio?

AC: De momento, no. Si encontrara alguna forma de sacar unas perrillas, pues no diría que no, pero desde luego como oficio único es muy difícil, y hay que ser muy muy bueno (y moverse mucho y tener suerte, que eso se dice poco).

MCF: ¿Con quién te gustaría trabajar?

AC: Volviendo a poder ser guionista de algún dibujante crack, tengo muchos autores nacionales pensados con quienes estoy seguro de que saldría algo chulo: Alvaro Ortiz, Alfonso Casas, Mamen Moreu, Laura Pacheco, Paco Sordo… hay muchos.

¡Muchas gracias, Antonio por tu amabilidad! Si queréis saber un poco más sobre su trabajo, podéis seguirle en sus redes sociales de Twitter y Facebook. Y no olvidéis de sus Webcómics: Nico & Co y VISADO: El cómic.

¡Hasta pronto!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *